Inicio de sesión

Recordando Chernobyl: 30 años después

La serie de acontecimientos que tuvieron lugar en la madrugada del 26 de abril de 1986 cambió el mundo para siempre.
Sergey Kezin, Jefe de Programas EO del Centro de Moscú

Kezin.JPG

Sergey Kezin, Jefe de Programas de EO, habla de los acontecimientos de abril de 1986 y del progreso que ha hecho la industria en los treinta años transcurridos desde el accidente:

​La serie de acontecimientos que tuvo lugar en la madrugada del 26 de abril de 1986 cambió el mundo para siempre. El planeta entero se dio cuenta inmediatamente de las trágicas consecuencias de los catastróficos sucesos de Chernobyl.

Poco tiempo después empezaron a surgir las preguntas: ¿qué podía hacerse para restablecer la confianza en la energía nuclear? La única forma de poder seguir adelante sería reduciendo las consecuencias del accidente de Chernobyl, costase lo que costase.

En cuanto se hizo patente que había habido un accidente, los operadores de la central nuclear de Chernobyl mostraron su disposición a luchar contra ese peligro invisible y amenazante. Operadores de todas las centrales nucleares de la anterior Unión Soviética se encontraban preparados y participaron de forma voluntaria en el proceso de mitigación del accidente. Sabemos cuáles son sus nombres y estamos en deuda con ellos.

La industria nuclear mundial ha tomado medidas sin precedentes para mejorar todas las deficiencias en el diseño, la ingeniería y las áreas operativas y pasar a conseguir los máximos estándares de operación por las instalaciones nucleares de todo el mundo.

Una de las cosas que se vio durante y después del accidente de Chernobyl fue la falta de comunicación existente dentro de la industria nuclear. Se han hecho grandes esfuerzos para superar esa deficiencia. WANO está ahora mejor equipada que nunca para ser comunicativa y eficaz en situaciones normales, anormales y de emergencia.

Antes y durante el 30º aniversario del accidente de Chernobyl, se organizaron numerosas conferencias y reuniones por distintas organizaciones en diferentes países para conmemorar el evento. El personal del Centro de Moscú ha participado activamente en varias reuniones dedicadas a dicha fecha y demostrado el compromiso de WANO para con la seguridad.

La conclusión más importante de estos foros ha sido que tenemos que seguir aprendiendo las lecciones de Chernobyl para asegurar que el mundo no tenga nunca que volver a enfrentarse a semejante catástrofe.